Sitio al servicio de los consumidores. Formule sus propuestas y denuncie ante la CCC cuyo acceso encontará lineas abajo

Superintendencia de Industria y comercio

Superintendencia de Industria y comercio
Clic en el Logo para hacer sus denuncias

domingo, 3 de mayo de 2009

Haga su propio gel antibacterial

Fuente: Diario de Yucatán.com.mx
Ayudese a proteger del virus de la gripe, frotandose las manos, para evitar el contagio, al saludar.

La fórmula de la Profecto



La página de la Revista del Consumidor de la Profecto (http://revistadelconsumidor.gob.mx/?p=1477Gel) da a conocer una fórmula sencilla de elaborar en la propia casa un gel antibacterial.

La información dice lo siguiente:.

Gel antibacterial (alcohol en gel)
Rendimiento: (90 ml, aproximadamente)
Tiempo de preparación: 15 minutos
Ahorro: más del 40% respecto del producto comercial

Ingredientes:
-6 cucharadas de alcohol etílico (etanol al 72%)* [90 mL, aproximadamente]
- ¾ cucharadita de carbopol (1)
- ¼ cucharadita de glicerina pura (1.125 ml)
- ¼ de cucharadita de trietanolamina (aproximadamente) (2)

Utensilios:
-Tazón de vidrio con capacidad de 1 L
- Colador de malla fina
- Flanera o recipiente chico de vidrio
- Agitador de globo
- Envase de plástico con tapa de botón a presión con capacidad de 100 mL.

Procedimiento:
Coloque el colador de malla fina sobre una flanera o recipiente chico de vidrio, vierta el carbopol sobre el colador y deshaga los grumos con ayuda de una cucharita a fin de pulverizarlo completamente.

Vierta el alcohol en el tazón y agite con el globo fuertemente mientras agrega poco a poco el carbopol.

Agregue la glicerina mientras agita suavemente con el globo.

Cuando se haya disuelto por completo el carbopol y no se aprecien grumos, agregue la trietanolamina, mientras agita suavemente. En ese momento se formará el gel.

Vierta el alcohol en gel en la botella de plástico y tape firmemente.

Notas importantes:
1) El carbopol que, según la Profeco, se consigue en cualquier farmacia. debe agregarse lo más despacio posible (inclusive pasándolo por un colador)
Es importante usar instrumentos de medición, como cucharas y tazas medidoras
La glicerina no es indispensable (sólo para darle suavidad a las manos)
2) La trietanolamina que, dice la Profeco, se compra en drogerías, se debe añadir gota a gota hasta que se forme el gel, y procurando no excederse

Conservación:
El alcohol en gel se debe mantener en un lugar fresco y seco para evitar la evaporación del alcohol, que es el ingrediente germicida.

Recomendaciones de uso:
Lave sus manos utilizando agua y jabón líquido, frotándolas por lo menos durante 20 segundos. Enseguida enjuague, seque y aplique el alcohol en gel. Utilizado de esta manera dará la mejor protección frente a bacterias, mohos y virus.

Si lo usa en la calle y no le es posible lavarse las manos, aplique sobre una palma y luego frote las manos, cubriendo principalmente ambas palmas y yemas de los dedos. Deje que se seque sin agitar las manos.

Información adicional importante
Tradicionalmente el alcohol ha sido utilizado para la desinfección de heridas. Aunque el uso de alcohol en gel no sustituye un adecuado lavado de manos, se ha encontrado que su uso individual (sin lavar manos) reduce significativamente la cantidad de bacterias que se encuentran en las manos y es recomendado como una medida precautoria para evitar el contagio de enfermedades trasmisibles a través del contacto de las manos con objetos y otras superficies como otra mano luego de un saludo.

En el mundo microscópico hay gran diversidad de organismos y muchos de ellos están formados por una sola célula, como es el caso de las bacterias, protozoarios y levaduras. Algunos otros se agrupan formando estructuras más complejas, como es el caso de los mohos. Todos ellos tienen una estructura celular que les permite obtener energía y multiplicarse.

Los virus se dice que están en la frontera de lo vivo y lo “no-vivo”. No tienen una estructura celular, aunque sí tienen material genético (ADN o ARN). Solamente se pueden multiplicar cuando están dentro de una célula que los hospede, lo que significa que su número no se incrementa al paso del tiempo sobre un trapo o superficie, a diferencia de lo que ocurre con las bacterias, aunque sí pueden sobrevivir por algunas horas. Una profunda diferencia entre ambos es también que se necesitan muy pocos virus para lograr enfermar, en tanto que generalmente para las bacterias (y dependiendo de la especie) se requieren incluso millones de éstas.

El virus de la influenza, en particular, es esférico y mide cerca de 100 nanométros de diámetro (un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro). Su gran capacidad de diseminación radica principalmente en las grandes dosis de virus contenidas en las gotas que se expelen al hablar, toser o estornudar, y todo se complica más porque la mayoría de las víctimas no se sienten tan enfermas como para excluirse de las labores cotidianas. Las grandes gotas caen rápidamente al suelo, en tanto que las pequeñas lo hacen despacio, se evaporan rápidamente y quedan reducidas de inmediato al núcleo de la gota (en el que puede estar contenido un virus), que permanece indefinidamente en el aire. Sin embargo, la mayoría de los virus son inactivados por esta desecación rápida, por lo que la diseminación efectiva requiere de contacto cercano entre individuos.

Un adulto respira un promedio de 600 litros de aire por hora. Las partículas mayores de 6 micrometros (la milésima parte de un milímetro) son retenidas en la nariz y, aunque se respire por la boca, muy pocas veces llegan más allá de los bronquios secundarios.

Referencias:
- Control del virus de la gripe pandémica en superficies ambientales en hogares y lugares públicos.
- Fenner, F, D. White, Virología médica, 2ª. Ed: Ediciones científicas La Prensa Mexicana, México, 1993.

* * *

La Profecto no dice que son el carbopol y la trietanolamina, pero aquí le damos una breve explicación de ambas:

Carbopol: es una mezcla de resinas solubles en agua que tienen excelentes propiedades de suspensión, espesamiento y formación de geles. Es muy usada en la industria cosmética. Es blanco y su presentación es en polvo. El alcohol polivinilico, polimeros de oxido de etileno y la polivinilpirrolidona son componentes del carbopol.

Es un compuesto del petróleo.

La TEA (trietanolamina o trietil amina) es una sustancia que hace cambiar el pH ácido y lo neutraliza.

Los dos se utilizan para hacer geles, el carbopol es un carbómero que sirve para dar esa consistencia espesa al gel, para que sea gelatinoso.. Pero como la solución es demasiadp ácida es necesario un alcalinizante como lo es la TEA. De este modo tendremos un gel medio espeso, transparente, mas no incoloro.

Una investigación telefónica entre farmacias y droguerías de Mérida reveló que en esta ciudad no se encuentran dos sustancias indispensables para elaborar el gel: carbopol y trietanolamina. En una de las distribuidoras se nos indicó que ambas sustancias son utilizadas por los fabricantes de productos cosméticos y de limpieza personal y no se venden al menudeo. Volver a Inicio >
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociable